viernes, marzo 02, 2007

LAS MANOS Y LA MUSICA


El proceso terapéutico, a mi entender, debe considerar al niño como un sujeto deseante. Hay diversas escuelas que no toman en cuenta la intensión del niño en el proceso de curarse, las más radicales ignoran quizás sus sentimientos y ubican al pequeño en un lugar de pasividad. A lo largo de estos años de trabajar con NNE, nunca dejé de ver al niño antes que a la dificultad.

La flauta mágica
Ni un grado elevado de inteligencia, ni la imaginación, ni ambas cosas unidas van a crear a un genio.
Amor, amor, amor esa es el alma de un genio
.

Mozart

Las cualidades rítmicas de las canciones infantiles favorecen las acciones de coordinación, equilibrio, percepción corporal y fuerza, entre otras.
También sabemos que la inteligencia verbal o reflexiva se apoya sobre una inteligencia práctica o sensomotriz que reposa sobre los hábitos y asociaciones adquiridas para recombinarlas (J. Piaget)
En recientes investigaciones se determinó que la formación musical parece modificar la capacidad de las áreas cerebrales del lenguaje para procesar tonos y cambios de tiempo que son comunes para percibir tanto palabras como música.
El cerebro se vuelve más eficiente y puede procesar señales auditivas más sutiles y simultáneamente ( Universidad de Stanford, 2005).

Twinkle-Twinkle, little star o Estrellita dime tú, es quizás la melodía más cantadas por generaciones de niños.

¿ Recuerdan cuántas versiones han escuchado?
En do mayor, en do menor, con una letra con otra...

Lo mágico de ésta y de muchas canciones infantiles es poder transformarlas y así ir abriendo nuevas ventanas que a su vez abrirán otras; el proceso creativo será como un espiral que ascienda a las nubes de nuestra imaginación.

¿Algunas vez intentaron ejecutar melodías con niños con necesidades especiales?
Tanto los pequeños con un déficit visual, con retardo mental, con hipoacusia o con algún trastorno motor de origen central podrán hacerlo.

Pensemos en los grandes grupos de instrumentos musicales.
Los teclados ayudarán en el proceso de diferenciación de cada segmento de la mano, el distinto peso de las teclas servirá en la terapia sensoperceptiva.
Veremos también los procesos de aceleración e inhibición, como así también podremos corregir la carencia del freno motriz.
Los instrumentos de percusión serán los mejores aliados en transmitir las vibraciones del mundo sonoro a los niños con déficits auditivos o sensoperceptivos.
Los vientos favorecerán el soplo de aquellos pequeños con hipotonías o parálisis cerebral.

....y las manos irán aprendiendo a moverse , a frenarse, reconocerse y fundamentalmente aprenderán a volar!!!




Share/Bookmark

3 comentarios:

La Profe Gaby dijo...

Karina: gracias por compartir tus conocimientos y abrirnos la cabeza!!!

Karina dijo...

Gracias Gaby a ustedes por despertar en los niños tantas inquietudes.
Besos

Anónimo dijo...

Gaby: Muy bueno!!! Este va a ser un a�o escolar, muy atractivo gracias a tu esfuerzo...

¡Prohibido detenerse!
¡Cariños! Angélica