miércoles, julio 25, 2007

Felix Alfredo Tejada

Éste es mi papá. Nació en el año 1925 aquí, en la ciudad de Buenos Aires, Argentina.

Hijo de inmigrantes españoles que vinieron a parar a estas tierras para forjarse un futuro. Típica familia de la época de los conventillos, calles de tierra, juegos en la vereda, nenes que trabajan a la par de los adultos al volver de la escuela, valeros, pantalones cortos, ropa de marinerito, nenas que hacen los quehaceres domésticos junto a sus mamás.


Mi abuelo decide en 1935 vender su puesto de aves en el Mercado de Pompeya y volver a su país, ya que extrañaba mucho a su familia, llevándose a su esposa y a sus tres hijos. Cuando llegan, deciden guardar sus ahorros en el banco y... comienza la Guerra Civil Española. Pierde todo, ya que el corralito parece que no lo inventó Cavallo. Vuelven escapándose en un barco portugués con una mano atrás y otra adelante.


A intentarlo nuevamente! Es bien recibido por sus amigos del mercado, donde comienza a trabajar de empleado de uno de ellos. Ni abuela lo acompaña trabajando a la par y logran su propio puesto nuevamente.


A partir de los 9 años, mi papá trabajó realizando los repartos en bicicleta al salir de la primaria. Nunca pensó, ni sus padres le propusieron ir a un colegio secundario, ésto era para otra clase. Y así creció en este país, conoció a mi mamá con la cual se casó y tuvieron 3 hijas, mis dos hermanas y yo. Trabajó siempre, en forma independiente hasta que su negocio quebró con el rodrigazo; como empleado hasta su jubilación, pero siempre manteniendo su taller de armado de artículos de pesca deportiva además de su ocupación fija.


Ayudó a todos, amigos y familia a salir adelante, cabezón, testarudo, gallego cabrón, humilde, generoso, honesto, compañero, bueno, siempre quería tener la razón, culto, lector, mantuvo su ideología de izquierda siempre, predicaba con el ejemplo, nunca su proceder fue distinto a su pensar. Le gustaba mirar programas de televisión periodísticos y ¡terminaba discutiendo con la tele!


Y vio crecer a su familia, sus hijas se casaron, tuvieron hijos, contamos hasta ahora 5 nietos. En la foto, en el cumpleaños de 15 de mi hija, hace más de 1 año.


El sábado 22 de julio, fallece, luego de una larga agonía debido a una enfermedad de mierrrrda (por favor darle la entonación que le da Fontanarrosa a esta palabra).


Vivió de todo, luchó y vio todo lo que tenía que ver en esta vida, casamientos, nacimientos, amigos que se van... seguramente en este momento está con ellos, con sus padres y con el Che mirando desde arriba.

Share/Bookmark

18 comentarios:

Ing. Ramón Antonio Aragón Mladosich dijo...

Un fuerte abrazo y muchos cariños para ti y tu familia.
Ramón

María Rosa dijo...

Hola Gaby: Leyendo tu blog que enviaste, me entero de lo de tu papá y no puedo hacer otra que decirte que es una reverenda mierrrrrrrrrrrrrda, con la entonación que se merece, esa enfermedad. Sé todo lo que querías a tu papá porque así te conocí. Un beso enorme. María Rosa Fabricant

Silvia dijo...

Hola Gaby, creo que las palabras sobran en momentos como éste, pero de lo estoy segura es de la admiración que tu papá desde donde esté debe estar sintiendo por este sencillo pero emotivo recuerdo que le estás brindando. Un beso muy grande

Marta dijo...

Gabriela, admiro tu forma de compartir lo de tu papa y me imagino como estaras, como colaboracion desde la experiencia, pensa que el esta mucho mejor alla donde esta ahora que sufriendola aqui.
un beso grande y hasta pronto, MArta

Anónimo dijo...

Hola Gabriela, son momentos muy dificiles y queria dejarte mucha fuerza!! gracias x compartir todo esto en tu blog con nosotros. Besos. Paz

M y M dijo...

No es común que haga comentarios, pero tu admiración por tu papá, que empatiza con la mía por mi abuelo, le da trascendencia a su persona. Y no serás la única que siente así por él, por lo tanto, su trascendencia está garantizada y si no está físicamente, casi mejor, para que no sufra por su enfermedad. Pero, las personas como tu papá, siguen vivas, y nos acompañan todo el tiempo, en cada acto, en cada decisión, en cada alegría y en cada tristeza. Jamás nos dejan. Perdí a mi abuelo hace más de quince años, y te aseguro que está casi, dictándome estas palabras. Tu papá, no se fue. Y no soy religiosa, nada tiene que ver con eso. Tiene que ver con las personas de bien, de esfuerzo y de buen corazón.
Un abrazo fuerte. No sé por qué lloro, porque es inevitable que las lágrimas escapen, pero es pura empatía.
Mónica Castro

Prof. Silvina Infantino dijo...

GABY:
No puedo nada más que enviarte todo mi cariño, el que realmente te merecés, por todo lo que brindas y me brindaste a mí en lo particular. ¡Viste Dios aprieta pero no ahorca!, te acordás lo que charlamos en miércoles aquel cuando me llevas a la estación. Soy una total convencida que todos estamos en este mundo por algo, no se bien claro por que, venimos a pasar aquello que tenemos formtalezas para pasarlo, nada más.
Te envío por este medio, el que siempre compartimos, TODO MI CARIÑO, y las energías para seguir adelante.
UN ENORME BESO DE ALGUIEN QUE TE QUIERE MUCHO,
Silvina.

Orlando dijo...

Siempre se anticiparon a nosotros para abrirnos camino y ahora mucho tiempo después de encaminarte en el tuyo y asegurarse de que lo hicieras bien, se adelanto a reservarte un lugar en el cielo donde seguro está con nuestro amado Señor. Te mando un beso.. y a seguir su ejemplo

Adela dijo...

Hola Gabriela soy María Adela Gonzáles docente de Informática Educativa de Fray Bentos República Oriental del Uruguay preparando un examen de la maestría en tecnología educativa que estoy cursando me encuentro con este post tuyo.
Si bien no te conozco personalmente te mando un abrazo y te felicito por el blog

Daniel I. Krichman dijo...

Hola Gaby
Sorprendido por la noticia (que recién leo) y la manera de ponerlo en la web. Te mando un abrazo grande. Aunque no soy religioso, conozco algunas cosas de la religión judía. Ellos dicen que venimos de algún lugar que no conocemos y vamos a un lugar del que tampoco sabemos cómo es. En el camino, estamos en este mundo. Nuestra tarea es encontrarle sentido a nuestro paso por aquí. Algo que, aun sin conocerte mucho, dejas traslucir es que Don Félix hizo muy bien su tarea.
Un beso enorme
danielk

Anónimo dijo...

Gaby... no hay algo que te pueda decir que no te dijeron en esta semana ni que pueda expresar lo que se siente en ese (este) momento; solo decirte que estoy con vos en esto y se que tu forma de ser te va a permitir seguir con las ganas y el empuje que te caracterizan. un beso...
Eze (del aneiros)

Anónimo dijo...

Gaby : es una de tus primeras pérdidas cercanas, me imagino como te sentirás ,pero qué contento y orgulloso estará tu papá .Que Dios te ilumine para pasar este momento , y no podía ser de otra manera tu homenaje , querida profe de computación.
Te quiero mucho y te acompaño en tu sentimiento
Cris Milano

victor dijo...

Querida Gabriela: falta al menos una semana para que nos reencontremos en el cole donde espero verte y darte un fuerte abrazo. Te agradezco el testimonio que das de tu padre. Me ayuda como hijo tu ejemplo. Simplemente te mando, por ahora, un abrazo virtual.

Viviana dijo...

Hola Gaby: Quiero mandarte un gran abrazo y luego de leer la historia que escribiste y de la forma que lo hiciste, tu papá estará viendote orgulloso desde donde esté.
Quiero que sepas que a pesar del poco tiempo q estuvimos juntas te deseo lo mejor, fuerza para superar este momento doloroso y que sepas que siempre podes contar conmigo para lo que sea. Te mando un beso grande.
La profe. Viviana Priotto.

Prof. Graciela Rodriguez dijo...

Hola Gaby:Toda esta semana estuve pensando en vos y me hubiese gustado poder acompañarte pero estaba un poco lejos.Muy lindo el homenaje a tu papá, realmente es una forma de que esté presente junto a ustedes. Desde ya sabés que podés contar conmigo para lo que necesites, ya estoy en casa. Un beso y abrazo grande para vos y los tuyos de quien te quiere mucho. Gra.

Prof. Marisa Conde dijo...

Hola Gaby este tema de Marilina Ross creo que resume tus sentimientos. Un beso grande
http://www.evoca.com/everyone_recording.jsp?rid=95543

Maria Dolores Garcia Fernandez dijo...

Hola Gaby!
mirá, recién me entero...un abrazo muy fuerte.
Dolo

Anónimo dijo...

Querida Gaby: más vale tarde que nunca. Recién hoy lo leo porque recién ahora tengo al día mi compu nueva. Te felicito por la nota que escribiste y te acompaño en tus sentimientos. Es muy feo y triste ver sufrir a los padres, pero por otro lado es hermosos verlos como ejemplo de vida. Modelos intelectuales tenemos muchos, de vida muy pocos. Creo que es la herencia más grande que nos pueden dejar. Besos. Noemí Carione